El doctor Lañuela

El doctor Lañuela
Antonio Ros de Olano, autor de relatos de misterio y fantasía que algunos comparan —salvando las distancias de calidad— con los cuentos de Edgar Allan Poe, es un caso excepcional de singularidad y desarraigo literarios en una época en la que predominaba el Romanticismo. «El doctor Lañuela», fue calificada por Pere Gimferrer como el libro más raro de la literatura española. Y en las páginas finales de El doctor Lañuela leemos: «¿Esto es una novela? No -¿Es acaso un poema? Tampoco.-¿Pues qué clase de libro es éste tan sin género reconocido? Yo lo diré. Es la historia del corazón donde el dolor se adultera con la risa; y del consorcio nace un libro híbrido.» El propio autor define su obra: «Es historia del corazón donde el dolor adultera con la risa; y del consorcio nace un libro híbrido…». En estas páginas de Antonio Ros de Olano se mezclan romanticismo y realismo, sátira y sentimiento, risa y dolor, nostalgia y chufla, tristeza y pasión. También el estilo va y viene, se hace burlonamente retórico, tierno, desenfadado, irónico, realista. Pero el verdadero protagonista de la narración es un amargo desencanto que parece mofarse de todo el mundo. La obra no es novela ni poema, ni autobiografía, ni sátira; tiene algo de todo ello, como la vida, siendo los personajes semimagos, apariciones cuasicelestes, amadas a las que les falta poco para ser perfectas, un héroe que parece acabará como Werther… La música -el arte dominante en la época romántica- desempeña un papel muy importante en la estructura y el tono de esta novela. La mezcla de lo sentimental y de lo grotesco. Lo que importa es el lenguaje, el tono poético que cabe percibir en no pocas de sus páginas. La prosa de Ros amalgama lo estrambótico con lo nuevo, y lo disparatado con lo profundo. «No me busques en ninguna personificacion de la fábula, -dice el autor-, porque no estoy; júzgame por sensacion en todo el libro; y al concluir su lectura vierte una lágrima y dividámosla... sea para tí el consuelo de verterla; sea para mí el dolor de haberla producido.» Y al inicio del libro, el autor nos recomienda «Léeme pensando que escribí sintiendo.» En la presente edición se han mantenido las normas ortográficas de la edición de 1863, á partir de la cual se ha realizado esta.
Dejar un Comentario

You must be logged in to post a comment.

Mas Libros:

No hay más libros de este autor.

36507

Libros en nuestra Biblioteca


Autores
Generos
Series
· A · B · C · D · E · F · G · H · I · J · K · L · M · N · O · P · Q · R · S · T · U · V · W · X · Y · Z ·
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.